FANDOM


Rodrox Prime, único mundo habitable de un sistema de cinco planetas, colonizados solo por unas escasas colmenas protegidas por cúpulas cuya arquitectura y diseño son imposibles de replicar para los siervos del Dios-Máquina.

Sus plantaciones intensivas y los recursos que recibían del resto de colonias del sistema alimentaban a sus inmensas fábricas y factorías y permitían que sus ejércitos fuesen entrenados y equipados sobrebiamente, llegando a pagar con varios regimientos el diezmo imperial.

Era un paraíso...Hasta que las tentaciones llamaron a la puerta.

Los gobernantes, insatisfechos con sus actuales poder y riquezas buscaron formas de obtener mas, hasta llegar al extremo de ignorar al Emperador y pedir ayuda a otras fuerzas.

Unas maléficas fuerzas que respondieron a sus súplicas de poder, prometiéndoles un paraíso para ellos mismos.

Esto hizo que los gobernantes divulgaran la palabra de sus nuevas deidades a la población, que se sumó  al nuevo y herético culto que había nacido en el planeta.

El culto, una vez había englobado a casi toda la población del sistema, atacó a cualquier leal al Dios-Emperador con una brutalidad imparable.


Sumado a todo esto, cierto día llegó una flota extraña, de naves algo destartaladas y lideradas por alguien que afirmaba ser un profeta de los dioses.

Y él y su ejército de fieles, vestidos con extrañas y adamantinas armaduras fue recibido con ovaciones por parte de los cultos locales y de los ahora decadentes gobernantes.

Pero la respuesta de los leales al Imperio no se hizo esperar.

Tras una arriesgada operación, un grupo de guerrilleros pertenecientes a los soldados de la única colmena del planeta que seguía fiel al emperador consiguieron pedir ayuda tras rescatar al único telépata del planeta que no fue sacrificado al lider cultista recién llegado.

Y se prepararon para la guerra, listos para resistir y esperar no estar muerto para cuando los imperiales lleguen.