FANDOM


El haz de luz cubrió la distancia desde la órbita hacia el suelo. Chocó contra una pradera donde pastaban bestias lanudas. La cápsula extendió cuatro extrañas garras de la parte superior, dejando al descubierto unas extrañas barras de color Azulado que brillaban con fulgor propio. Las barras se tornaron naranjas, y una pequeña nube de humo fue expulsada de unos pequeños agujeros en la parte superior. La inquisición fue contactada, y una fuerza del Ordo Xenos rapidamente puso la zona en cuarentena. La capsula estaba en el suelo, incrustada. En su interior, unas placas de datos, papeles, notas, y unos extraños artefactos, tanto metálicos como orgánicos. En el centro, un pequeño calendario digital que marcaba una data en un idioma desconocido. El Inquisidor se acercó lentamente a la cápsula, y observó su interior a través del fino cristal. Rápidamente ordenó que se intentasen traducir los textos en las notas a un grupo de Tecnosacerdotes que esperaban en las cercanías.

Nave desconocidaEditar

La grisacea nave se sacudió al entrar en órbita. En el interior de la nave, pequeñas cápsulas se abrían tras la presurisación. Las cápsulas, de diferente tamaño cada una, se abrian a la vez sin ningún ruido. Todos sus tripulantes se levantan a la vez. La luz se encendió en el habitáculo. Chaln se sacudió la cabeza. Iba cubierto en una larga tela, y unas escamas cubrían parte de sus mejillas. Su piel grisacea hacía destacar las blancas escamas de su cuerpo. Observó a sus compañeros. "El Bruto", Uno de los suyos sometido a experimentos. Con decenas de cables y tubos saliendo y entrando de su piel. Líquido burbujeante pasaba por túbos enteros. Su cuerpo había crecido mas de lo natural debído a los experimentos realizados en su cuerpo. El resto tambien despertaban. Pero Chaln ya se había levantado, y ahora se encontraba en su Termoducha personal, retirando de su piel las placas de hielo causadas por el sueño inducido. Al cabo de un rato salió de las Termoduchas, y se colocó su Armadura. Las alarmas empezaron a sonar al aterrizar. La tripulación formó delante de la puerta con sus armas listas. Detrás de todo, sobresale "El Bruto", el único que iba sin armas.

Primer contactoEditar

El inquisidor se acercó a los seres con armadura blanca. Esta cubría todo el cuerpo de los recien llegados, los cuales eran de estatura superior a la estatura humana, y, probablemente, "El Bruto" fuese de tamaño superior a un Astartes. Chaln se acercó al inquisidor. Ambos llevaban una pistola listos para disparar el uno al otro. El inquisidor se acercó lentamente, y entablaron conversación.

-¿Quienes sois?- Dijo el inquisidor a Chaln -¿Y que haceis aquí?

-Yneraennium ea ium alocnatis- Respondió Chaln.

Charln levantó su pistola, y disparó a la cabeza del inquisidor. El proyectil impactó en la frente del inquisidor, y, la carga del proyectil explotó en el interior del craneo del mismo. Su cabeza explotó en trozos pequeños y sangre. La armaudra de Chaln se había manchado. Los humanos allí presentes levantaron sus armas, y empezaron a disparar a los Recién Llegados. Los disparos rebotaban en un campo de fuerza protector. Los inyectores de estimulantes de "El Bruto" bombeaban estimulantes por todo su cuerpo, haciendo que este pierda todo control sobre si mismo, y se lanze contra cualquier fuerza que le ataque. El resto de Recien Llegados abrieron fuego sobre los humanos, hasta no dejar ninguno con vida. Entonces se retiraron los cascos. Alak se acercó a Chaln. La mayoría de su cara estaba cubierta de escamas, lo que daba una evidencia de su edad. Ambos se giraron hacia la pequeña cápsula con todo lo que había recopilado su civilización. Y no lo irían a entregar tan facilmente. Chaln recordó ver su planeta arrasado por los Tiránidos, mientras huía de los mismos. Su galaxia había sido ya consumido por esa especie, aunque ellos no los llamaban así. Recordó a sus amigos luchar contra las inmundas criaturas, Y como fue obligado a abandonar el planeta junto a un reducido número de los suyos. ¿Tendrían que repoblar su especie?,¿Se extinguirían al fín? Quien hubiera ducho que en otra galaxia fuera a haber diferentes formas de vida. Habían visto naves colosales con estructuras en su interior. Habían hecho contacto con sus pobladores: los "Eldars" se hacían llamar. Eran parecidos en muchas cosas, y vio en ellos un aliado notable. Hicieron contacto con un grupo de "Orkos". Primitivos a su vista, y repugnantes a la de todos. Tras unos dias de diálogo y lucha, no volvieron a tener noticias de ellos. Observaron los inmensos cruceros, incluso fueron abordados una vez por un grupo de Piratas. Pudieron presenciar flotas mercantiles atracando en espaciopuertos. Observaron como los planetas pasaban uno detras de otro. Las super-pobladas colmenas y los mundos muertos.

Una voz femenina le despertó de su mente, y cayó en ello: Alak le estaba hablando

-¡No te duermas, es hora de comer! ¡Rápido, sube a la nave, la comida ya está lista!

-¡Voy!- Respondió Chaln mientras corría hacia el interior de la pequeña nave.