FANDOM


Sirena Sangrienta bautizada así por sus compañeros de Pacto Sangriento es una paladín de Khorne y líder de los asaltos mas  crudos y complicados. Veterana dentro de los ejércitos de Pacto Sangriento, Sirena originalmente fue una esclava del propio Pacto Sangriento ganándose el honor de formar en sus filas en los fosos de gladiadores entre esclavos. Ganándose su merecida libertad cuando acabó con dos esclavos sola (y se ha de mencionar que días anteriores se le había torturado y violado) Sirena acabó ganándose  un renombre entre las filas de reclutas cuando en los asaltos hacía  uso de el cuchillo de combate o una espada negando totalmente el  uso de armas a distancia. Con el tiempo y tras sobrevivir a varias batallas acabó siendo aceptada en los escuadrones de granaderos donde por primera vez hizo uso de la espada sierra "Dientes Rotos", nombrado así por ella misma. Al igual que hizo como recluta y esclava acabó sorprendiendo a sus compañeros cuando en un duelo individual contra un astartes. Poco se sabe que pasó en las próximas horas pues los granaderos que acompañaban a Sirena se retiraron cuando los refuerzos de la guardia imperial llegaron a la zona para apoyar a los astartes que fueron totalmente aniquilados por el sabotaje de la torre de comunicaciones que pretendían tomar. Aún superada en número Sirena acabó 

SirenaSangrienta

contra cualquier guardia imperial que osara retarla, cada cráneo, extremidad y órgano fue mutilado y destrozado en honor a Khorne quien no ignoró los sacrificios de la humana.  El pelotón de élite liderado por Vận para retomar la torre de control se encontraron con la agridulce sorpresa de que los supuestos refuerzos leales habían sido aniquiladas por una sola persona, una mujer. Esta había abandonado su armadura caparazón para estar totalmente enterrada en lo que parecía una servo-armadura no muy distinta a la de las Sonoritas, pero con la terrible excepción de que parecía haberse forjado en las forjas mas oscuras y dedicadas a Khorne. De un color rojo imitando la sangre y adornos dorados Sirena Sangrienta mostraba ahora una dedicación en cuerpo y alma a su nuevo señor Khorne quien le había otorgado un regalo que usaría como herramienta para llevar la muerte a sus enemigos. Su rostro que antaño se reconocía como hermoso y triste ahora yacía oculto bajo una mascara que recreaba un demonio. A decir la verdad ahora luchaba como un demonio, totalmente entregada a Khorne y con el único objetivo de ir allí donde pueda satisfacer a su única pasión: Su señor Khorne.