FANDOM


Interrumpimos este programa para informar sobre un extraño comportamiento en la colmena Halmunn. Que todos los ciudadanos se dirijan a los refugios que tengan mas cerca.

-Hmm...

Ulth se rascó levemente la barriga cuando oyó el sonido de un par de botas en el taller. Se levantó para atender al cliente. Llevó la mano al viejo picaporte, que abrió de un tirón. El cliente era mas alto de el, y llevaba un casco con un protector facial con forma de calavera que le tapaba hasta la mandíbula inferior dejando ver una barba de oso bastante abandonada, chaqueta de cuero negro de grox, pantalones tejanos de color azul oscuro a conjunto con una chaqueta vaquera del mismo color, unas botas negras y unos guantes de cuero con tachuelas en los nudillos.

-Bueno, tu moto ya está reparada y preparada en la parte trasera. Puedes ir a por ella cuando quieras.

El motero iba a responder cuando el sonido de varias personas hablando entre si y pies acercandose a la puerta del taller. Varias sombras se mostraron, cada uno de ellos era desagradable de ver por si solo, pero eso... Eso era demasiado... "Descuidado".

-¿Que quieréis?- Preguntó Ulth a los extraños Moteros delante suyo, mientras andaba despacio hacia un pequeño armario metálico en la pared.